Red de colaboradores

Si disponéis de 5 minutos os invitamos a colaborar en el estudio que estamos haciendo pinchando en el enlace dentro de la pestaña CUESTIONARIOS. Todas las personas interesadas en formar parte de la red de colaboradores ponganse en contacto indicándonoslo a través del mail: emocionarse@gmail.com

Si además os interesa compartir reflexiones sobre cómo mejorar nuestras emociones en la pestaña RED hay una propuesta interesante a la que os podéis sumar.

lunes, 28 de mayo de 2012

El humor como valor


Emociones de colores

Hay quien podría pensar que podemos hablar de humor en la escuela desde una visión de que recoge imágenes y sensaciones de la escuela como algo aburrido. Muchas más veces en nuestra experiencia de pasado, cuando fuimos alumnos, recordamos interminables horas dentro de las aulas, incluso en el patio, como tiempos de aburrimiento. Parte de nuestra memoria de esta importante parte de nuestra vida está llena de reminiscencias de color y energía gris. Y no sé si estas sensaciones las proyectamos sobre nuestros hijos e hijas, o si es el caso sobre los alumnos y alumnas con los que compartimos la experiencia cotidiana del aula, pero lo cierto es que hoy día vemos muchas veces a los chavales como aburridos. A medida que van creciendo y pasando cursos esto se hace más evidente, y seguramente debe depender menos de nuestra reminiscencia y más del hecho de que muchas de las cosas que se viven en el aula, materias, métodos, espacios y relaciones tampoco son en muchos casos del suficiente interés para esta generación que ahora ocupa el lugar que nosotros ocupamos.


Para algunos el párrafo anterior sería bastante justificación para pensar que en una la escuela hace falta el humor como válvula de escape, o más acertadamente como fuerza equilibradora. Entendámoslo como en cocina, esos toques de especias, o toques mágicos (que las nuevas generaciones vamos perdiendo en este caso), que convierten un plato que podía ser aburrido en algo sabroso. Pero qué pasa cuando lo que comemos es sabroso en sí. Qué pasa si soñamos que un día toda lo que ocurre en la escuela pueda resultar interesante al chaval. Es más, hasta nos atreveríamos a pensar por un momento que lo que pasa en la escuela, materias, métodos, espacios y relaciones, en general son interesantes para un chaval, y que tal vez lo que falla es algún pequeño detalle, que se nos escapa, o que por el momento dejaremos de nuevo se esconda porque no es el objeto de este artículo.

Valores en educación
Entonces en una escuela que es interesante el humor ya no tiene sentido... Tal vez haya de ser así, para los que solo entienden el humor como el divertimiento, para los que hacen separaciones entre lo serio y divertido, entre el mundo de lo serio y lo importante y el submundo de lo divertido, del pasatiempo, del entretenimiento, del ocio, etcétera. O, en definitiva, los que hacen separaciones entre el mundo adulto e infantil. Decía Pepe Viyuela: Los niños suelen reír mucho y no les confiamos tareas ‘serias’ hasta que no han empezado a crecer y ya los hemos mutilado lo suficiente de su capacidad para ser frescos y espontáneos, como para poder confiarles esas ‘responsabilidades’ de adultos. Es entonces cuando creemos que podemos confiar en ellos, cuando la domesticación social los ha llevado a parecerse al resto de la sociedad adulta”. Tal vez olvidamos que no hay mundo adulto sin mundo infantil, que construimos el mundo adulto, el propio, cuando somos niños y niñas, que construimos mundo adulto, el social y general, cuando nos relacionamos, de una manera o de otra, con los niños y niñas de hoy. Tal vez olvidamos que en mucho de lo que este proceso mutila, podrían estar las claves de una nueva persona, de esa que ansiamos tantos, y que todavía hoy es tan urgente. Pero como dijimos un poco más arriba, no es de esto de lo que vamos a hablar hoy.

Lo que queremos es encontrar un porqué para el humor en educación. Recientemente leíamos un artículo de Wenceslao Miguel Verdugo Rojas cuyo objetivo era el estudio, buscar si existe relación entre el humor aplicado a las matemáticas durante la clase, y la actitud hacia las matemáticas, que los alumnos han desarrollado a lo largo de su carrera como estudiantes. Este planteamiento, este espacio de investigación, se sitúa a caballo entre lo que hemos estado comentando hasta ahora, el humor como catalizador de energías negativas, y un nuevo paso que queremos plantear. Antes de mencionarlo queremos explicar que en cada nuevo paso que demos con el humor, queda recogidos los anteriores. Es decir, aunque ahora vamos a ver una nueva función del humor en educación, la anterior está recogida necesariamente, con todo lo positivo que ella conlleva, pero intentaremos ir más lejos. Por tanto, retomamos, podemos hablar de una función pedagógica del humor.

Jesús Damián Fernández nos dice que el humor tiene la siguiente función pedagógica: “Se agilizan y enriquecen los procesos de enseñanza y aprendizaje. En los procesos de enseñanza el humor es un componente que introduce nuevas variables en la elaboración y transmisión de información. En los procesos de aprendizaje el sentido del humor ayuda a mejorar la calidad y el rendimiento de las tareas. (Droin, R., 1993) Genera una actitud positiva ante la ocupación. Ayuda a desarrollar la memoria y los procesos cognitivos. Favorece la atención. Aumenta la motivación. Ayuda a mejorar la relación educador–educando”. Poco se puede añadir... Acaso recogeremos los resultados y las conclusiones del artículo antes citado: “(...) mediante el análisis paramétrico de regresión lineal o el coeficiente de correlación Pearson, dando como resultado r= 0.8603, lo que indica una fuerte correlación positiva entre las variables, y significa que existe una proporción directa, entre más uso del humor exista al momento de la clase de matemáticas, mejor va a ser la actitud hacia las matemáticas. CONCLUSIÓN: Este estudio sugiere la existencia de una fuerte relación entre el humor aplicado en clase y la actitud de los alumnos hacia las matemáticas”.

Hemos dado un paso más y nos hemos encontrado el humor con una función pedagógica, y que nos parece imprescindible en educación. Sobre esto hay ya importantes libros y artículos, y por tanto no nos extenderemos, porque nosotros queremos dar un paso más. Si leemos detenidamente las tres citas que hemos propuesto hasta ahora en este artículo, encontramos una serie de palabras muy interesantes: Actitud, motivación, relación, frescos, espontáneos... Por aquí es por donde queremos caminar finalmente. ¿Cómo es una persona que tiene humor? Sin temor a caer en la exageración podemos decir que las personas con humor en general son más alegres, más optimistas, más motivadas, más energéticas, más comunicativas, más receptivas, más ingeniosas, más creativas, más tolerantes... Y esto es porque quien vive con el humor integrado dentro de sí, lleva dentro de sí esa primera función catalizadora que le permite equilibrar sus energías, sus malos momentos, sus fracasos, sus angustias... Y también lleva integrada la segunda función, la pedagógica, que le ha abierto receptividad y motivación. Podríamos extendernos muchísimo sobre todo esto, pero preferimos remitir a trabajos más extensos, y sobre todo al placer de observar la vida cotidiana, y de practicar y probar en ella, y en la escuela, los que pueden.

Y si una persona con humor es un poco más así, como la hemos pintado, qué ocurre con un grupo que tiene humor, qué ocurre con una sociedad que tiene humor. Esto es lo que queremos plantear. Queremos entender el humor como valor. Creemos en él como un valor susceptible de ser potenciado entre las personas, como una parte del modelo de persona y sociedad que queremos construir. Y así es que creemos que es educable en nuestras escuelas, donde vamos a proteger, desarrollar y hacer crecer este valor que ya está en cada niño. Aquí está tal vez la primera gran verdad educativa que no se puede abandonar en el tema del humor. No vamos a dar al niño nada que no tenga. Nuestro trabajo como educadores en este campo, menos que nunca, no puede partir de concepciones de instrucción. Por supuesto que el humor tiene muchos espacios y recovecos que ayudar a desarrollar, a construir, a hacer surgir, y que necesita de nuevos referentes... Pero particularmente en el tema del humor, quién de nosotros, adultos, casi siempre adulterados, está en disposición de la práctica, vivencia y teoría suficiente como para erigirse un satisfactorio modelo educativo. Aunque tal vez, también en otros muchos temas...

Nosotros creemos firmemente en que el núcleo de la educación lo constituye la relación que se establece entre dos personas. Creemos que sin poner en relación a dos personas no hay educación. Esto es una afirmación cargada de ideología y que amplía y cuestiona muchos de los modelos y prácticas educativas que se realizan, y que nosotros mismos realizamos muchos días. Decimos dos personas porque queremos colocar a las dos personas en el mismo rango, pues ambas tienen algo que aportar a la relación educativa, ambas van a recoger, a crecer en ella. Por supuesto que aquellos que somos educadores llegamos con muchas cosas, necesarias y necesitadas, reflexionadas y acertadas, pero olvidar que aquellos que son los educandos también tienen mucho que aportar es cercenar el hecho educativo en su misma base. La pedagogía en estos últimos años camina en esta línea cuando afirma la necesidad de trabajar partiendo de los intereses y necesidades de los niños, cuando habla de metodologías personalizadas o participativas, así como de trabajar con la familia y desde contextos comunitarios. Por tanto, lo que queremos plantear es que en el tema de la pedagogía del humor con niños y niñas debemos aceptar y reconocer que tal vez nosotros seremos precisamente mucho más objeto, que no sujeto, de crecimiento que ellos, y que ellos quizá saben mucho más y que nos lo pueden aportar. En todo caso, probablemente es más adecuado hablar de que ellos nos van a ayudar a rescatar algo perdido u olvidado, arrinconado y lleno de polvo, que nos van a servir de referentes, de compañeros de acción educativa sobre la que podremos reflexionar, crecer. Podemos hablar de un trabajo de reconstrucción, y por tanto de reconstrucción en común. No tenemos la verdad sobre el humor, sino que partimos con los chavales en un viaje a descubrirlo, a crear espacios y actividades, a vivirlo, y a reflexionar sobre él. Ellos pondrán la materia prima y nosotros hemos de aportar nuestra experiencia en reflexionar, cuestionar, construir, desarrollar...

Nos hemos extendido un poco en esto porque urge crear prácticas y vivencias sobre el humor, y el aula es un lugar privilegiado, donde pueden ser observadas y comentadas continuamente, para ir creando las reflexiones necesarias, la base teórica desde la práctica que cualquier educador necesita. Y es así, como planteábamos más arriba, que desde el mundo infantil construimos el mundo adulto, la sociedad del mañana, y del hoy. Trabajamos con valores para hacerlos crecer, no para mutilarlos, para incorporarlos en nuestra vida con toda sus potencialidades, para estar presentes, para darnos claves de relación con los demás y de construcción. Ahí está el humor, en los comienzos y en la base de todas las personas, y queremos hacerlo crecer como valor para la vida, junto con esos otros valores que también se mutilan en el proceso de hacerse adulto o adulterarse, como por ejemplo, la emotividad, la sensibilidad...

Koldobika G. Vío


Pequeña bibliografía utilizada y también recomendada:

FERNÁNDEZ, Jesús D.: “Hacia una pedagogía del humor”, Revista Ñaque: teatro, expresión, educación, n.º 10, Ciudad Real, 1999
GARCíA, Jule y VíO, Koldobika G.: “El humor en el aula (y fuera de ella)”, ICCE Madrid, 2005
VERDUGO, Wenceslao M.: “Uso del humor vs. actitud”,
VV AA (Idígoras, Ángel, Ed.): El valor terapéutico del humor”, Desclée de Brouwer, Bilbao, 2002
VV AA: “El Libro blanco del humor”. (Textos pendientes de edición, recogidos por Payasos sin Fronteras en 2002)

martes, 22 de mayo de 2012

Clown y emociones, entrevista a Koldo Vío


Hacer el payaso
por Despina Pavlaki. 11 de mayo 2012
Noticias de Atenas  
    
El hecho de que haya puesto en una nariz roja chillona y usted ha hecho reír a alguien no significa que usted puede llamar a un payaso, lo mismo que no se puede curar a un paciente sólo porque usted ha puesto sobre la bata blanca del médico. Español de nacimiento y con sede en Salónica educador y alegre bromista Koldo Vio está aquí para ayudarle a ponerse en contacto con su payaso interior, persuadir a las reservas latentes de energía surrealista a la superficie, ya que Grecia entra en una nueva fase de incertidumbre política. Porque incluso si usted ha perdido toda esperanza, que no significa que usted tiene que perder su sentido del humor!
  
Ateniense de Noticias: Primero lo primero: ¿cómo terminan viviendo en Grecia?

Koldo Vio: Yo nací en Bilbao, en el País Vasco, pero siempre he estado en movimiento. Llegué a Kilkis [Macedonia central] en el año 2000 durante el segundo Títeres y el Festival Internacional de Mimo, como parte de un intercambio de títeres de Bilbao festival, y me encontré con un montón de gente que poco a poco se convirtió en muy importante para mí. Eso, en combinación con algunos proyectos interesantes que comenzaron apareciendo, me llevó a establecerse en Salónica, pero nunca me quemaron mis puentes con España - o en cualquier otra parte del mundo para esa materia. En todo caso, el viaje ha multiplicado por diez.


¿Dónde encajan en payasos arte contemporáneo? Estoy seguro de que mucha gente todavía piensa en ellos como artistas de circo o los accesorios del kiddie del partido ...

Payasos nació en realidad en el circo y el music-hall etapas para dar cabida a los intervalos entre los actos o los cambios de ajuste, pero rápidamente se convirtieron en estrellas por derecho propio. A principios del siglo pasado, hacer el payaso, como el circo y otros espectáculos, se había estancado. Poco a poco los artistas buscaron nuevas formas de expresión y payasos comenzó a mirar hacia el teatro.

Creo que actualmente estamos asistiendo a un renacimiento payasos, como los artistas buscan la esencia de su carácter, destilar sus elementos cómicos y aplicarlos a su campo de elección, ya sea en el circo o más evolucionado otros entornos como el escenario del teatro o social, incluso trabajar. Lo que llamamos "la esencia del payaso" es una visión inocente sobre el mundo que es similar a la de un niño.

Los payasos son personajes muy emocionales que no tienen reparos en expresar sus sentimientos. Son los soñadores con una imaginación hiperactiva y se puede reconstruir el mundo que les rodea en la caída de un sombrero. Llegados a este punto en el tiempo, los payasos se han distanciado de las clásicas rutinas de circo, como ser golpeado en la cabeza o conseguir su cara manchada con la torta. Pero es mejor no generalizar, porque el circo se ha dado a luz a algunos de los mejores payasos del mundo.

En cuanto a los partidos kiddie ir, hay algunos grandes profesionales que trabajan el campo, pero ten cuidado. Animación para niños y un payaso son dos cosas muy diferentes, incluso si una gran cantidad de personas que trabajan el circuito de las partes optan por ponerse ropa de este último.


Tal vez es hora que han aprendido una lección. ¿Qué va a ser la enseñanza en Atenas?

El taller que voy a estar enseñando tiene una larga historia. Durante los años que he estado enseñando a "nuevos cursos de clown". He visto un montón de películas clásicas y actos legendarios de circo que despegaron un repertorio básico de las rutinas y gags, fácilmente se prestan a las versiones personalizadas. Así que lo que hice fue reunir a cerca de 30 versiones diferentes repartidas a lo largo de 100 años y ha diseñado un curso que ayuda a los estudiantes a analizar y construir sus propias variaciones.

Es la mejor manera de entender lo que se trata de hacer el payaso. Eso es exactamente lo que hizo Charlie Chaplin, y creo que funciona de maravilla, ya que no sólo te hacen reír, que te desafía a construir un personaje de su propia. Y no olvidemos [el fallecido actor] Vengos Thanasis. Él era un profesional consumado, que edificó su acto en los clásicos, el desarrollo de un [comic] personaje que se adapte al formato de sus películas. Todavía no puedo creer cómo algunos de ellos no se han convertido en clásicos de todos los tiempos, que deberían haber hecho las rondas de las salas de cine en todas partes por ahora.


Entonces, ¿dónde al final de la vieja escuela del payaso y el "payaso de nuevo" empezar?

A veces es difícil de decir. Es muy probable que esta diferenciación entre lo clásico y lo moderno payaso es sólo un límite verbal que hemos inventado para romper con los prejuicios negativos de infantilismo asociados con el pasado. Porque, en realidad, los payasos siempre han hecho lo mismo. Se miran el mundo a través de un par de ojos frescos y tomar el riesgo de ver las cosas de manera diferente. Poner en una nariz roja está a punto violar las fronteras, tanto personales como sociales, y esa es exactamente la razón por la cual la gente le gusta verlo y nos gusta hacerlo.


¿Es cierto lo que dicen que todo el mundo tiene un payaso interior?

¡Por supuesto! Cada persona tiene su propia manera de exteriorizar la energía y la expresión del niño dentro. La única diferencia es que ellos eligieron para dar rienda suelta a diferentes horas, dependiendo de cuando ellos sienten la necesidad o cuando la sociedad lo permite. Es interesante ver cómo la energía de todo el mundo está impregnado de su personalidad. Algunas personas les gusta hablar, otros no, algunos son muy racional, mientras que otros están perpetuamente descabellado, algunas personas tienen obsesiones, mientras que a otros les gusta someterse a misiones imposibles, algunos de nosotros son más poéticas, mientras que otros son más mundanas ...

Pero lo más gracioso de todo es que su payaso interior no siempre se parecen a la persona que eres en su vida diaria. Eso es lo que este taller que estoy enseñando es todo: ponerse en contacto con esta energía latente y ayudar a los que llegar a algún tipo de madurez. Es como un lado del recién nacido de nosotros que necesita ser alimentada y guiada como un niño.


A lo largo de su carrera ha trabajado con grupos altamente vulnerables, como niños de la calle, adultos mayores y personas con discapacidad visual. ¿Cómo se combinan con el payaso?

Mi formación profesional no estaba directamente relacionada con las artes, sino que se orientó hacia la educación social. Mi objetivo ha sido siempre la de hacer del mundo un lugar mejor y educación social fue mi primer impulso. Más tarde me interesé en el teatro y me di cuenta de que la expresión personal y la creatividad es una fantástica herramienta que, básicamente, hace exactamente lo mismo y que resultó muy útil en mi profesión elegida. Poco a poco mi carrera comenzó a cambiar hacia el teatro social, pero si estás coqueteando con las artes, las artes ligará de nuevo y no cada proyecto tendrá una dimensión social, por lo que mi misión es integrar a ese elemento en todo lo que hago .


Sé que esto puede sonar como una especie de cliché, pero se siente la contracción del crédito ha hecho hacer el payaso más vital que nunca antes?

Durante los años que ha participado activamente en Payasos sin Fronteras le puedo decir por experiencia que es verdad lo que dice la gente: la esperanza muere al último, pero al lado de última es su sentido del humor! Yo he visto reír a la gente su corazón a cabo durante los desastres naturales más devastadores o conflictos durante la guerra.

Y otra cosa: he estado haciendo "clownklusiones" durante los cursos de verano de la Universidad Internacional de la Paz de Sant Cugat (Barcelona) durante los últimos 11 años. "Clownklusiones", también conocido como "Clownanalyse", es una rutina de improvisación clown que tiene lugar después de un congreso, una conferencia o una reunión de trabajo. Nos sentamos en la reunión y cuando la jornada de trabajo, que ad-lib en base a lo que se ha dicho. Puede ser cualquier cosa, desde las finanzas, la política, a la medicina - el cielo es el límite. Como Es un tono humorístico sobre un tema serio, puede ser muy refrescante. El payaso se analiza el proceso de su propia perspectiva y lo cuestiona todo lo que pasó, con lo que los significados ocultos que nunca podría haber ocurrido a usted. Es como cuando los niños hacer más simple de las preguntas que le hacen replantearse todo lo que acabo de decir.

He realizado después de escuchar ganadores del Premio Nobel y hasta asesores políticos de Clinton. Hace cuatro años, uno de estos señores, pintó una visión particularmente sombría del futuro. Después de que terminé mi intervención, la reinterpretación de lo que él acababa de decir, se dio la vuelta y me agradeció por mi trabajo y dijo que gente como yo, sería de vital importancia en los próximos días para que pudieran hacer que la gente reír y seguir soñando. No sé si él tenía razón, pero estoy seguro que va a tratar de hacer mi parte ...


El accidente del payaso
  
Marieta P no tenía ninguna intención de convertirse en un payaso, hasta que la crisis económica la tomó por sorpresa. ¿Ya eres estudiante de la Universidad de Atenas de Economía, estaba decidida a seguir a su corazón y convertirse en un director de escena, pero con el fin de hacer malabares con los gastos que tendría que conseguir un trabajo. Entonces, ¿qué mejor manera de mantener a su gana de ponerse la nariz roja y un par de normas de gran tamaño de los zapatos y hacer reír a los niños a la sumisión en el circuito de fiestas de los niños.

Sutilmente irónica, por naturaleza, ella podría haber tenido kinder envuelto alrededor de su dedo meñique en muy poco tiempo, mientras que su altura considerable sin duda, intimidar a la atención de los errantes hijos si pierden el gusto por la magia práctica. O al menos eso pensó. "Al principio, la agencia me ha enviado para ayudar a las partes en torno a un payaso con más experiencia antes de que pudiera asumir tareas en solitario," dice ella. "Muchos de mis amigos lo estaban haciendo, así que pensé, ¿por qué no?"

Como un tramposo principiante, le enseñaron algunas rutinas estándar y tuvo que sufrir a través de un curso intensivo de animales con globos, pero aparte de que ella estaba sola.

Su primer partido fue pura agonía. "Me presenté en mi atuendo habitual, algo entre un payaso y un elfo, y el momento en que abrió la puerta, el chico dijo llorando", dice riendo. "La madre se sintió mortificado!
Al parecer, ella había pedido un disfraz de Minnie Mouse, pero la agencia se las había arreglado para olvidar, "Marieta recuerda.

Como resultado, la pobre niña tenía miedo a los payasos y tuvo que cambiar en sus ropas regulares para convencer a salir de su escondite. Los dolores de estar con los débiles de corazón ...

 La buena noticia es que lo tengo mejor. Haciendo el payaso desde hace ocho meses, se ha conformado con un alias de montaje - apico Pico, un homenaje a la serie de televisión clásica Eugenios Trivizas ', Frutopia - y actualmente está aprendiendo a tocar el acordeón para darle vida a su acto. Incluso ha pensando en hacer su propio uniforme para reemplazar la tienda de compra-Elf / payaso híbrido. Aunque no está muy claro si se trata de su formación continua teatral que está informando a sus rutinas o al revés, Marieta está empezando a identificar la diferencia entre uno de los niños y un payaso honesto-a-dios, y parece que se está moviendo hacia un personaje ARTIER. Además, si los niños no les gusta, siempre puede recurrir a la mejor guardado secreto básico del circuito de partido: un concurso. Pídales que jugar un juego que lanza a las niñas contra los niños y su trabajo está hecho.

Koldo Vio va a impartir un seminario llamado "Las rutinas clásicas través de los ojos del payaso moderno" del 25 de mayo al 27 en el Taller de Teatro Antamapantahou (110 Kreontos St, Sepolia, www.antamapantahou.gr ). La duración es de 18 horas y la cuota de participación es de 60 euros. El seminario será en griego.
Para reservar su asiento, llame al 6932-274-208 o e-mail antamapantahou@gmail.com

viernes, 18 de mayo de 2012

Curso sobre la ilusión para la asociación Esperanza bipolar

Ayer comenzamos una nueva experiencia de la mano de la gente de la asociación "Esperanza bipolar" a través de un taller sobre la ilusión. Estos meses han sido muy intensos en cuanto a trabajo sobre esa emoción y toca comprobar si lo ideado funciona, si realmente es útil para mejorar las ilusiones o para construir nuevas.

Todo se aceleró a raiz de que nuestra propuesta de comunicación para OCIOGUNE fuera seleccionada, así como los compromisos adquiridos tanto con Alberto, el activo responsable de "Esperanza bipolar", como con la gente de ADEGI.

Quería compartir con vosotros el trabajo de ayer:

- Comenzamos a oscuras, o mejor dicho a ciegas. Comenzamos a hablar sobre quienes somos y porqué estamos allí con un antifaz puesto, gentileza de ONCE EUSKADI.

- Liberados de la oscuridad, y de las emociones que genera a los que no conviven con ella, colocamos ilusiones actuales o pasadas en un panel. Cada uno las suyas. Obtenemos un mural cargado de ilusiones más o menos intensas pero todas ellas vinculadas con los participantes.
 







- Observamos, leemos, miramos lo que han puesto los compañeros y, mientras lo hacemos, vamos poniendo una señal en aquellas puestas por otros participantes y que compartimos.

- Con las más "votadas" hacemos un mapa ubicando cada una en el espacio en función de la importancia que le damos.


- Todo aderezado con algunas explicaciones teóricas sobre la diferencia entre sueños, deseos e ilusiones, sobre los tres registros de la conducta y sobre la diferencia entre la gratificación de las emociones positivas, el estilo de vida positivo relacionado al desarrollo de las capacidades y fortalezas personales y la vida con sentido relacionada con la vinculación de nuestras acciones y emociones con una meta con dimensión comunitaria.


El día 31 seguimos!!!!!

miércoles, 16 de mayo de 2012

Miradas de amor

Mirada de amor

Amor es la fuerza que me hace volver siempre a ti. 

Es esa presencia que me hace extraño cuando me muevo sin ti. 

Amor es un grito cuando estoy contento que me empuja a escribir

 o a hablarte, 

Amor feliz

 

 

Amor es el refugio cuando me encuentro cansado, triste,... 

Para esto da igual lo lejos o cerca que estemos.

También es una energía que me lleva a ser mejor para tener más que darte. 

Amarte es llenarte de mi.

 Y tu eres mi amor.


Cuando uno se sitúa frente a otra persona y la mira fuerte a los ojos, debe pararse. Al detenerse la vida se para un instante para permitirnos entrar en el tiempo y en el espacio del otro. Así podemos sentir como él.

Es un viaje fuera de nosotros mismos. En esa aventura del otro somos él y, a la vez, dejamos por un momento de ser nosotros mismos. Es la transformación del actor, del payaso, del educador, o del psicólogo. ¡Es tan grato reencontrarse con uno después de un edificante viaje por unos otros suficientemente interesantes!.

Rayos de amor

Lejos de pensar que sea una capacidad única, una especie de don con el que la naturaleza nos dotara, la vida me ha demostrado que es universal, que está al alcance de todos. Todos vamos construyendo nuestras vidas con retales de las personas a las que nos dimos. Cuando uno no encuentra paz, energía o un punto de referencia dentro de sí, nos queda la opción de viajar por aquellos que nos quieren, o a través de la mirada de aquellos a los que nosotros amamos, o sencillamente a través de unos ojos que nos trasmitan ternura.

Pasea por las playas acompañado por ese sol que da vida a tu sombra, pero viaja a través de esos “otros” que seguro enriquecen tu vida con fuerza, con su ternura y con todas aquellas otras cosas que al entregarte te hacen sentir más feliz, más completo.

lunes, 14 de mayo de 2012

Desilusión (derrota del Athletic Club en Final de la Europa League, 9/5/2012)

Esta semana me he visto con la desilusión, ya sabéis, el reverso de la moneda de la ilusión. La he saboreado con cierta intensidad y su regusto amargo ha durado unos días. Pero, esta vez, ha sido un sentimiento compartido porque se ha tratado de una emoción que han sentido tantas personas a la vez que podríamos decir que ha sido colectiva. Se trata de la derrota del Athletic Club de Bilbao en la final de la Europa League del pasado 9 Mayo en Bucarest. Como aun no estoy para demasiada literatura os dejo unas líneas de reflexión por si gustáis:

Jugadores del Athletic Club lloran tras
perder la Final de la Europa League 2012
Cuanto más alto subes más puedes caer.
Es importante recordar esto mientras se está subiendo porque hay que elevarse tan solo hasta la altura justa en la que una posible caída no nos dañe de manera grave. Es evidente que hay, que debe de haber, una responsabilidad a la hora de construir sueños e ilusiones.


Hay que perseguir los sueños aunque duela.
Soñar no nos asegura nada. No soñamos para conseguir nuestros sueños, lo hacemos porque necesitamos una meta, un horizonte mucho más que lo que necesitamos llegar a él. Esto significa en el día a día hacer un esfuerzo de lidiar contra lo que nos aleja del sueño, con el ver pasar el tiempo sin avances o incluso con retrocesos que nos llevan a ver cada vez más lejos la meta. Soñar tiene una parte bella de conectarnos con algo importante para nosotros, pero también duele porque al soñador siempre le está esperando la frustración y la desesperanza en algunos recodos del camino. Pero este problema de convivencia entre la realidad y los sueños no debe ser nunca motivo para abandonar la senda de la ilusión, único camino hacia la felicidad.


Nadie dijo que la vida fuera justa o que tengamos derecho a que nuestros sueños se cumplan.

 A veces olvidamos lo obvio. Las cosas son como son, no como querríamos que fueran. Hay que contar que aunque lo merezcamos, tengamos derecho a ello, aunque lo hayamos hecho bien, nos lo hayamos currado, nada, repito, nada, nos puede asegurar que vayamos a conseguirlo. Es evidente que hay que intentarlo pero desde luego disfrutando cada uno de los pasos del camino. Si la única satisfacción es la meta el camino no ha servido. Sueño y ensoñación deben procurar felicidad, con la única diferencia de su intensidad.


Se ha producido un error en este gadget.

Visitantes