Red de colaboradores

Si disponéis de 5 minutos os invitamos a colaborar en el estudio que estamos haciendo pinchando en el enlace dentro de la pestaña CUESTIONARIOS. Todas las personas interesadas en formar parte de la red de colaboradores ponganse en contacto indicándonoslo a través del mail: emocionarse@gmail.com

Si además os interesa compartir reflexiones sobre cómo mejorar nuestras emociones en la pestaña RED hay una propuesta interesante a la que os podéis sumar.

lunes, 22 de septiembre de 2014

La intuición y las emociones

Intuición y emociones
Este verano por varias razones diferentes me he puesto a explorar la relación entre intuición y emoción y he encontrado algunas conexiones interesantes.

La emoción es una parte de la reacción del individuo ante lo que le rodea. Se podría decir que es posterior en el tiempo a lo que la genera, aunque tiene sus matices. Este asunto sobre el papel del tiempo en las emociones es una primera clave. La alegría por una noticia se produce después de conocerla, pero el miedo muchas veces se da por la anticipación que nuestra mente hace de lo que va a suceder (p.e. el enfado de mis compañeros) aunque con base en las experiencias previas vividas. La intuición, también, nos hace sentir antes de que algo suceda con un mecanismo semejante al del miedo o al de la vergüenza, por ejemplo.

El tiempo está siendo un factor que está dando bastante de sí en investigación psicológica. Prueba de ello es el estudio publicado sobre "Anomalías en la anticipación de sucesos futuros" de un equipo dirigido por el veterano Daryll Bem.  Un estudio que ofrece datos de experimentos en los que los sujetos anticipaban las imágenes que les iban a ser mostradas antes de que éstas se les presentaran.

Inteligencia intuitiva
Hay una línea de pensamiento que atribuye a la intuición una serie de habilidades de observación y de procesamiento de cierta información que desarrollamos sin darnos cuenta (Malcolm Gladwell) pero esto solo explicaría aquellas intuiciones relacionadas con una actividad profesional o habitual.

Ya hace un tiempo escribí en este mismo blog sobre una personal teoría sobre las señales. Sigo pensando que debo seguir observando las intuiciones puesto que me da la impresión que son la antesala a un nuevo conocimiento sobre nuestro comportamiento. Como decía antes este verano he estado leyendo "Inteligencia intuitiva" que me ha dejado un sabor agridulce. Me ha gustado en lo que significa de acercamiento al tema pero le ha faltado un desarrollo basado en investigación científica que lo avale.

Educar la intuición
Desde mi punto de vista la sensibilidad a la emocionalidad, tanto la relacionada con uno mismo como la vinculada con los demás, genera un contexto en el que pareciera que la intuición es un paso más. He observado que la confianza y la apertura vital generan unas capacidades que son altamente eficaces para las personas que las poseen. Se trata de que parecen desarrollar una capacidad, digamos emocional, de sentir aquello que aun no ha sucedido. Es evidente que los profesionales desarrollan capacidades que les permiten intuir lo que va a suceder, ¿pero sería posible desarrollar la intuición en otros campos?, ¿podríamos educar o entrenar nuestra intuición?

Hoy por hoy la ciencia no nos da respuestas para ello. De momento solo tenemos la posibilidad de recurrir a la observación de nuestra propia conducta.

¿Sois personas intuitivas? ¿Os fiais de vuestras intuiciones?
Se ha producido un error en este gadget.

Visitantes