Red de colaboradores

Si disponéis de 5 minutos os invitamos a colaborar en el estudio que estamos haciendo pinchando en el enlace dentro de la pestaña CUESTIONARIOS. Todas las personas interesadas en formar parte de la red de colaboradores ponganse en contacto indicándonoslo a través del mail: emocionarse@gmail.com

Si además os interesa compartir reflexiones sobre cómo mejorar nuestras emociones en la pestaña RED hay una propuesta interesante a la que os podéis sumar.

miércoles, 30 de diciembre de 2015

Los 5 mejores post de 2015

Unax
Este ha sido el año que menos se ha publicado en el blog. Se ve que hemos estado más ocupados que de costumbre. Pese a todo, fieles a nuestra cita de final de año, al igual que pasara en 2014 y 2012, os ofrecemos los que consideramos que son los mejores post publicados este 2015:

Unax y el TDAH
El segundo post más leído este 2015 estaba dedicado a un tema que me toca directamente como es el TDAH y mi hijo de 9 años, Unax. Incluye una excelente conferencia de Jose Ramón Gamo que, pese a durar hora y media, merece la pena verse hasta el final.

Emociones que te hacen sexy
Este año, además de escribir menos, he estado mucho más caprichoso a la hora de escribir en el blog. Mi colaboración con el blog de inteligencia emocional de EITB que gestiona el CIE ha hecho que los contenidos más habituales en estas páginas se fueran a ese nuevo contenedor de contenidos. El hecho es que con este post me acercaba, tímidamente, a un tema de interés para todos como es el de resultar atractivo pero desde la perspectiva de las emociones. Cuando menos curioso el resultado.

En busca del sentido, dejando atrás la mediocridad.
"En busca de sentido" el famoso libro de Viktor E. Frankl me dio para reflexionar en voz alta sobre el problema de sentido al que nos enfrentamos hoy y que nos lleva a hacia la mediocridad, hacia la cultura del cumplir, llena de tonalidades grises. En el sentido encontramos elementos con los que ilusionarnos, con los que arriesgar, con los que apostar, que a la postre es lo que hace que la vida merezca la pena.

Sentido, mediocridad y honestidad
Lo que nos cuesta pedir perdón
Mi hija me hizo un regalo enorme después de una bronca casera. Y esto, además de enternecerme el alma, me inspiró para escribir sobre la importancia de pedir perdón, así como de las dificultades a las que nos enfrentamos para no hacerlo. En el fondo un hecho cotidiano me hizo hablar de esos valores, costumbres o hábitos que nos impiden reconocer el error y/o el daño y, por lo tanto, beneficiarnos del ejercicio de pedir perdón y de perdonar.

El precio de la honestidad.
Otra vez este año un post pasa la línea de lo personal. De alguna manera en varios de los seleccionados aparece esta tendencia de los post de 2015. En una sesión de formación para psicólogos invitamos a personas que habían hecho psicoterapia para que nos contaran su experiencia "desde el otro lado". Uno de los invitados puso el dedo en la llaga sobre la honestidad de algunos profesionales y aquello me interpeló, e hizo nacer este post como reflexión en voz alta.



Este año ha habido 25 post que os invito a descubrir poco a poco. De las 223.000 visitas que acumulamos en estos cinco años de existencia 41.000 han sido en 2015. Mucho camino andado y mucho trecho por el que seguir avanzando. Nos seguimos viendo en 2016.

martes, 29 de diciembre de 2015

Despidiendo 2015

Despidiendo 2015
Poco a poco se nos va el 2015, también a mi. Ya el año pasado por estas fechas hablaba de un año, el 2014, que había resultado mágico. No quiero repetirme aunque tal vez debería porque la palabra encaja muy bien. Pero bueno, buscando y rebuscando me encuentro con la palabra sueño que define muy bien también este año. Os cuento...

2015 comenzó conauna decepción en la organización en la que trabajaba. El equipo de personas en el que estaba yo, se quedó sin lider por estas cosas de las luchas del poder. Supongo que algún día hablaré más sobre esa experiencia, pero el hecho es que como consecuencia se me abrió una oportunidad soñada durante años, la de trabajar por cuenta propia, predicando con el ejemplo tomando riesgos. Una pequeña parada en el relato. Me resulta curioso que un revés permitió que algo bueno llegara. Dolió, pero ayudo a tomar una decisión que con casi 50 años cada vez era más difícil.

Kilkis, Grecia
Soñar es exponerse a que lo que deseas no suceda, es arriesgarse a que la realidad descafeine tanto lo fantaseado que pierda su gracia, su esencia. Recuerdo una hiperactividad relacionada con buscar mejor acomodo profesional. También recuerdo encontrarme con puertas cerradas, a veces injustamente. Esta parte ha sido la constante que ha aportado un punto de picor, de escozor, cuando no de agriedad al sueño.

En Mayo llegó la gran odisea griega de la mano de mi amigo Koldo cuyas crónicas podéis encontrar en estos enlaces (1, 2, 3 y 4). Este 2015 ha resultado viajero y me ha permitido conocer Castellón y a la gente de la UJI y del equipo WONT, Madrid y Coruña. Viajar forma parte de la fantasía, de la que construí sobre la vida que quería llevar. Pero tiene su parte dura de estar lejos, de echar de menos, de estar de prestado. Compensa la acogida de la gente, los cafés frapé, las personas que no hubiese conocido sin marchar...

2015 ha sido un año de gran dedicación al CIE (Consorcio de Inteligencia Emocional). Este proyecto me ha supuesto esfuerzo y ahora veo que ha merecido la pena. Paradójicamente, el año en el que vivo de lo que soy capaz de facturar me involucro en un proyecto de voluntariado vinculado con mi actividad profesional. Siempre me persigue la sensación de que no recibes si no das. Tal vez por esto tenga sentido, aunque no siempre sea capaz de observarlo en el día a día.
Sueño para 2016

Este año ha sido posible por mi colaboración con Nire iHealh, ha permitido el nacimiento de Poziktiba y me ha vinculado con Gure Geroa S.L. Termina con la sensación de haber trabajado más y en cuestiones que me llenan mucho más. Y termina también con cierta acomodación a la incertidumbre, al riesgo medido que se debe saber administrar cuando uno quiere soñar y que sus sueños duren. Soñemos, pues, con las historias y los relatos que construyan 2016.

domingo, 27 de diciembre de 2015

Gure Geroa, atención sociosanitaria a domicilio.

Gure Geroa S.L.
Este mes me he puesto a repasar proyectos en los que estoy involucrado. La primera entrega fue sobre aquellos en los que colaboro de una manera tangencial y que, por ello, me parece que tienen la magia de ser un poco míos sin haber aportado mucho. Hoy comentaré algunos detalles de otro en el que estoy metido hasta el cuello: Gure Geroa S.L.


Atención profesional sanitaria integral a domicilio.

¡¡Ahí es nada!! El proyecto consiste en la prestación de servicios sanitarios, sociales, sociosanitarios, y socioeducativos desde un equipo interdisciplinar. El reto es el de ir más allá de la atención domiciliaria o de los cuidados a domicilio. Se trata de poner a disposición de las personas un servicio integral a domicilio desde un equipo compuesto inicialmente por DUE (enfermería), auxiliares, logopedas, fisioterapeutas, educadores sociales, trabajadores sociales y psicólogos sanitarios.


Nada como estar en casa.

Partimos de la certeza de que las personas deseamos estar en nuestro entorno. Son muchas las causas por las que necesitamos salir de nuestro hogar para recibir servicios sanitarios o sociosanitarios. Hay algunas que creemos que son inevitables (hospitalizaciones, urgencias, residencialización, etc...) pero otras no. Algunas razones que nos llevan a plantearnos este proyecto tienen que ver con que los recursos sanitarios no siempre son accesibles, con que las personas tienen que hacer demasiado esfuerzo para acudir a los servicios, o con que no hay suficiente coordinación entre éstos. Creemos que podemos ofrecer un servicio de calidad, coordinado, interdisciplinar, integral y a domicilio por un precio competitivo. Todo para prolongar al máximo el tiempo de estar en casa.



Salud integral.

Nos parece que ya es momento de ofrecer a las personas servicios centrados en ellas, es decir, que atiendan la globalidad del individuo y no sólo una enfermedad, o una situ
ación. Desde este punto de vista contamos con profesionales de distintos ámbitos de la salud que pueden realizar un seguimiento personalizado y un plan de intervención ajustado a las demandas y a las necesidades de cada persona. Nadie duda de la vigencia de la definición de salud de la OMS pero observamos que no hay suficiente trabajo en equipo en el ámbito sanitario que lo haga posible. Apostamos por un servicio integral en el que las emociones tengan también un abordaje específico.



Equipo.

Solo queda presentaros algunos de los compañeros de equipo. En el área psicológica está Vanesa Lorenzo, en el área de enfermería Begoña Etxebarria y en el de la gestión Ibon Castillo.

jueves, 10 de diciembre de 2015

Proyectos con magia

Historias que transforman la educación en la Fundación Botín
Desde que navego por las aguas de la incertidumbre, es decir, desde que vivo como autónomo he visto con sorpresa cómo aparecen proyectos en los que me piden colaboración. Si uno decide embarcarse es, básicamente, para llevar su barco, para dirigir su propio proyecto. Pero las paradojas siguen acechando a veces en forma de magia y casi siempre con el disfraz de la sorpresa.

Quiero hablaros de dos proyectos en los que he tenido la suerte de verme involucrado. Yo no he hecho nada o casi nada, tal vez dejarme llevar. El tiempo ha hecho que vea que son proyectos con magia, bien por cómo he llegado a ellos, bien por el material de que están hechos.

Historias que trasforman la educación.

Tengo muy reciente mi viaje de ayer para defender el proyecto ante la Fundación Botín, justo el mismo día en que se consigue pasar a la segunda ronda de financiación colectiva en la plataforma GOTEO (por cierto, ¿te animas a aportar algo?). 

¿Cómo he llegado yo aquí? Pues con exactitud no lo se. Supongo que algo me hizo colaborar con Mikel Bilbao, su promotor. El hecho es que allí estoy mezclando inteligencia emocional, la teoría U y el arte de contar y de hacer historias con el objetivo de trasformar la educación. Para Mikel el mundo es un espacio de juego y de exploración, un lugar llego de historias de las que solo nos llegan algunas pocas. Su energía está generando un ecosistema de colaboración con Silvia, Cristina, Pilar, Paco, Javier, en el que yo también estoy enredado.

Technology for emotions.

Susana Lozano, Technology for emotions.
Supongo que hay cosas que uno no puede ni debe evitar en la vida. A Susana Lozano la vida me la trajo a través de este blog. Un mail que se convirtió en una llamada, o en dos. Un café en Madrid. Ella me eligió. Había algo de mi que ella quería en su proyecto. Hasta donde yo se es más una inspiración que una colaboración concreta, aunque cualquiera sabe dónde terminaremos llegando. Compartimos pasión e ilusión. Volvimos a coincidir en la Jornada sobre creatividad e ilusión organizada el año pasado por el COP de Madrid. Siempre conversaciones intensas, en las que nos pisamos dulcemente la palabra.

En estos proyectos soy marinero, rey mago, ilusionador o lo que haga falta. Creo que mi singladura solitaria, afortunadamente, se completa con la posibilidad de enrolarme en otros navíos con los que surcan otros mares. Es la parte buena de una vida laboral ubicada en los océanos digitales.

domingo, 29 de noviembre de 2015

Sesión de entrenamiento emocional en ZUZEN PILATES

El pasado sábado comenzamos una nueva colaboración. Esta vez con ZUZEN PILATES de Galdakao, un centro que atiende desde hace 10 años la condición física de la gente de este municipio de Bizkaia.

Se trata de incorporar mejoras en el bienestar emocional a través del entrenamiento en gestión de situaciones emocionalmente complejas, así como adquiriendo recursos para aumentar las competencias socioemocionales con las que enfrentan estas situaciones. 

Esta fue una primera sesión dedicada a plantear la propuesta pero en la que ya entramos a trabajar ciertos contenidos como el del universo de las emociones, la variabilidad de las emociones o la inseguridad y la ansiedad.

En diciembre una nueva sesión de la que os informaremos.

jueves, 26 de noviembre de 2015

¿Dónde está el abre fácil de las personas?

¿Abre fácil para personas?
El viernes pasado me lo pasé bien. El CIE organizaba un curso al que asistí. El tema giraba en torno a la positividad y el optimismo y parece que algo de todo eso nos contagió, o tal vez sencillamente permitimos que saliese afuera sin tanto control.

En una conversación de risas generada por los ejemplos que alguien puso sobre sus dificultades con los "abre fácil", otra preguntó ¿por qué no hacen abre fáciles para las personas? La carcajada coral fue estruendosa. El asunto se zanjó con el consenso de que sería una buena idea escribir un post sobre el tema. Claro, se precipitaron más risas todavía.

Pero días después recordé la anécdota y me puse a pensar. Un "abre fácil" para las personas se me hacía sin el fondo sonoro de las carcajadas, un asunto poco interesante, ciertamente hasta peligroso. Comencé un bucle pensador que comparto con la idea de ver si es útil para alguien.

¿Qué abriría el "abre fácil" de las personas?

Primera pregunta del millón. ¿Sería un acceso a los pensamientos de las personas, sería un modo de conocer sus emociones? Tal vez lo más razonable, y menos fantasioso, fuera que se tratara de un sistema de recibir la atención, el cuidado y el afecto de los demás. Como un botón de la empatía que accionar en función a la necesidad del prójimo. Podría ser... Pero en el caso de tener esa función cómo podríamos evitar el mal uso del mismo, cómo asegurarnos que solo se emplearía para necesidades importantes? Claro, esto nos lleva a la segunda pregunta del millón...

¿Quien tendría acceso a usar el "abrefácil" de los demás?

El enrevesado viaje del bucle mental nos lleva a otro reto, el de imaginar quien tendría acceso al "abre fácil".  Sería razonable que cada cual pudiera mostrar su botón a las personas elegidas, pero esto no nos libraría de la piratería de quienes identificaran la localización del "abre fácil" con vaya usted a saber qué fines. Otra posibilidad es que fuera de acceso libre, como una especie de voluntariado ciudadano, tal vez con unos horarios preestablecidos o unos días prefijados. Se me antoja todo un problema hallar un modo de gestionar el tráfico de uso de tan sublime recurso.

¿Dónde estaría colocado el "abre fácil"?

Abre fácil o no
Tal vez lo que más tiempo me ha llevado ha sido ubicar dónde debería estar situado el "abre fácil". Los lugares escondidos, tal vez ocultos bajo la ropa, podrían generar un morbo contraproducente. Demasiado a la vista podría ser un reclamo, una contante fuente de interrupciones de desconocidos en nuestra vida. Al final después de descartar muchos emplazamientos creo que lo más adecuado sería tenerlo en los ojos. Si!, en los ojos, y de esta forma debería ser necesario mirar fijamente a alguien para poder activarlo.

Quedan muchas preguntas en el tintero para otro post como ¿qué pasa si es demasiado fácil activar el "abre fácil"?, ¿lo colocamos de serie antes de nacer o como extra para los que paguen más, o menos?, ¿sería interesante implementar un sistema parecido para mascotas o animales en general?

Me quedo con lo de una mirada que permita abrir corazones cuando haya personas que lo necesiten. Esto, ahora, lo veo como un gran adelanto.

domingo, 18 de octubre de 2015

Autocontrol emocional, cultura de violencia y bulling.

Una parte importante de la gestión de las emociones tiene que ver con el autocontrol, es decir, la capacidad para regular nuestra respuesta emocional. Esto presupone que tener esta competencia es adecuado y por lo tanto un bien que trabajar, educar y preservar.


No al bulling
La violencia forma parte de nuestra manera natural de reaccionar. Los niños empujan a otros para conseguir el juguete con el que desean jugar. La violencia es una vía rápida de acceder a nuestros deseos. Por otra parte el uso legal de la violencia es uno de los instrumentos de los estados de derecho para hacer cumplir el marco de convivencia que es la ley. Es decir, la libertad individual nos puede llevar a la violencia pero convivimos en espacios legales donde se impone un control consensuado.

Esto implica que convivimos con la violencia pese a que reflexionamos poco sobre ello. Me gustaría ejemplificar con el bulling aquello a lo que me estoy refiriendo.

El bulling o maltrato escolar entre iguales es una práctica de violencia. Para Olweus (1998)  “un alumno/a es agredido o se convierte en víctima cuando está expuesto, de forma repetida y durante un tiempo, a acciones negativas que lleva a cabo otro alumno/a o varios de ellos”. Según datos de un estudio del Gobierno Vasco, uno de cada cinco alumnos de Primaria lo sufre.

Por una parte tenemos a los padres que muchas veces animan a sus hijos a usar la violencia contra sus iguales: "no seas tonto y pégales tú", "si eres más fuerte/mayor que ellos". Pero también están los que se sienten satisfechos de que sus hijos impongan la ley del mas fuerte. Por contra tenemos actitudes como las de los padres que justifican los actos de violencia entre iguales como "cosas de niños" o "no hay quien le aguante".

En las escuelas, que hoy por hoy siguen siendo principalmente fábricas de enseñanza de contenidos, los espacios de patio o cualquier otro fuera del aula forman parte de un limbo por el que una mayoría de centros pasa de puntillas. Precisamente los casos de "bulling" no se producen en el aula, con la presencia controladora del educador, sino en esos espacios de libertad en el que la regulación debe ser la que cada uno de los niños sea capaz de tener.

Los niños terminan reproduciendo los modelos que ven, los que viven. Y hay que entender que en estos modelos los padres o los profesores solo son unos más, y que los medios audiovisuales han ganado poder de influencia en las nuevas generaciones.


La importancia del autocontrol emocional
El bulling y la cultura de violencia son asuntos complejos. Nos sitúa ante problemas éticos y filosóficos, problemas políticos y legales, así como problemas vinculados al sistema educativo. En definitiva nos sitúa ante el problema de la libertad y sus límites y el papel de los agentes sociales en la generación de una cultura de convivencia entre los ciudadanos. Ahí es nada!!!

Si realmente queremos vivir en una sociedad de paz, en una convivencia armónica entre ciudadanos, no veo otro camino que la receta de la suma de educación emocional y educación en valores.


Bibliografía:

Universidad de Valladolid.
- "El maltrato entre iguales en Educación Primaria y ESO". Departamento de Educación del 
Gobierno Vasco.

domingo, 20 de septiembre de 2015

Lo que nos cuesta pedir perdón


Pedir perdón
Esta pequeña nota me la entregó mi hija Aiza junto con un pequeño trozo de chocolate. Vale, sí, se me cayó la baba a borbotones... Pero además me dejó pensativo.

Nos cuesta pedir perdón. Nos cuesta sentir el dolor de haber dañado a alguien. Sabemos decir perdón, como si fuera una mecánica obligación vinculada a la buena educación. Pero no sabemos pedir perdón mostrando nuestro dolor, intentando compensar el daño causado con o sin intención.

Vivimos en una sociedad que no siente, que no dedica tiempo a conectar la información o el pensamiento con la emoción. Y esto nos hace menos humanos, nos robotiza, nos hace no sentir lo que sucede a nuestro alrededor. Nuestra cultura entiende el gesto de pedir perdón como algo poco pragmático puesto que el dolor ya está hecho. Pero eso esconde varias consecuencias negativas. La primera es que solo el castigo compensa el dolor infringido al otro, lo cual el daño en la esfera de lo público, desvinculándolo de las relaciones entre las personas y su capacidad para resolver entre ellas los problemas antes de recurrir a la esfera pública. En este sentido la mediación está recorriendo un camino muy interesante. La segunda es la responsabilidad tanto del que daña como del que es dañado. El que daña debe ser responsable de sus actos y deudor de los mismos. El que es dañado tiene la responsabilidad de perdonar, tal vez necesite tiempo y compensación (esto depende del daño recibido) pero no debe beneficiarse del victimismo.

Pedir perdón no solo es decir perdóname, es hacer algo que trate de mostrar la sinceridad del dolor. Mi hija escribió algo que podría haberme dicho, y lo acompañó con un dulce. No pude más que abrazarla y decirle cuanto la quiero.

miércoles, 16 de septiembre de 2015

El precio de la honestidad

Hoy cruzaré una línea que no me gusta atravesar.


El precio de la honestidad
Esta tarde he disfrutado de la magia de la colaboración entre personas deseosas de aprender. Esto no es nuevo, se trata de un lujo del que disfruto con cierta frecuencia. En ese contexto alguien me ha preguntado directamente por la utilidad de la formación que imparto, por la posibilidad de que fuera más un artificio publicitario a través del cual obtener clientes para los servicios de psicología que presto. Supongo que se refería a la eficacia, más que a la intención. Pero me ha puesto con la pregunta delante de mi honestidad profesional, de si predico con el ejemplo.


Vivimos tiempos en los que el dinero puede casi
todo. De hecho creo que las personas tenemos un precio. Pero sobre todo este tiempo y la cultura consumista nos lleva hacia la corrupción, que la entiendo como la falta de honestidad. Incluso creo que ser honesto requiere disponer de los recursos materiales y humanos para permitírselo, sí, creo que es el lujo de nuestro siglo.

La psicología es una ciencia, una disciplina del conocimiento neutra. Es su aplicación la que debe responder a criterios éticos. Los psicólogos somos un gremio con poca autoestima y esto no nos sitúa en un contexto en el que poder permitirnos ciertos lujos. Paradójicamente creo que lo que no podemos permitirnos es prescindir de una escrupulosa honestidad tanto humana como profesional. La verdad es que el reto se me antoja complejo, más bien titánico.

La pregunta me ha hecho volver a revisar el estado de mi honestidad profesional, enfrentarme a la incertidumbre de si mis planteamientos son todo lo útiles que creo. Con sinceridad he tenido que reconocer que no tengo muchas certezas, solo la experiencia de observar cómo y a quienes han sido útiles hasta ahora. He reconocido hasta donde llega mi saber y, por ende, qué es lo que no se. Supongo que es lo más honesto que he podido ser.

De mientras el tiempo corre, las facturas llegan, los ingresos me permiten seguir con el lujo de vivir de lo que me apasiona, mientras se pueda. Conozco mi precio, y el saldo de mi cuenta. Aun tengo suficiente para intentar ser honesto, sí, he dicho intentar. Imagino que serán otros lo que deban decir si lo consigo...

lunes, 17 de agosto de 2015

Emoción y creatividad

¿Qué relación hay entre creatividad y emoción?

¿La realización de actividades creativas puede jugar un papel en la mejora de las competencias emocionales?

¿De que forma se articulan estas metodologías?


La relación entre creatividad y emoción es de ida y vuelta. La emoción facilita la creatividad. Cuanta más capacidad de interiorizar en las emociones dispondremos de más conexiones útiles para la obtención de productos nuevos. La complejidad es según Mihály Csíkszentmihályi un factor de la creatividad individual y ésta tiene un importante componente emocional.

Una primera relación es la necesidad de tener una rica y variada vida emocional, así como un rápido acceso racional a la misma como sustento base de los procesos individuales de creación.


Pero a la vez la creatividad es vía de acceso a nuestro mundo emocional en tanto en cuanto establece una conexión no mediatizada por la razón. Esto supone otro elemento clave puesto que nos permite acceder de manera indirecta al mundo emocional. No solo podemos expresar intencionadamente nuestras emociones, sino que éstas fluyen en los productos artístico-expresivos en los que la creación está presente.


La flexibilidad que requiere la creatividad es de naturaleza global y afecta a la capacidad de observar, de percibir, de relacionar, de establecer nuevas asociaciones entre estímulos internos y externos. Esa no rigidez - flexibilidad que resulta un factor de creatividad, en su carácter global, tiene que ver también con los estímulos emocionales. Otro factor de creación es la realización de conexiones nuevas entre elementos, la configuración de asociaciones no realizadas con anterioridad, la originalidad.

De este modo encontramos que la creatividad a través de la flexibilidad y las nuevas conexiones permite generar acercamientos diferentes hacia nuestras emociones de forma que se reconstruye el relato relacionado con éstas. Este juego de visiones amplia el horizonte de nuestro mundo emocional, facilita la salida de las dinámicas endogámicas de algunas emociones y nos centra más en el proceso emocional que en cada una de nuestras emociones aisladas.


La música nos conecta frecuentemente con estados emocionales diferentes en un mismo espacio temporal. La escritura se nutre de mundos emocionales que suelen estar escondidos en nuestra cotidianidad. El teatro nos permite el sano juego de la interpretación de quienes no somos desde su sombra en nosotros. La danza, la creación audiovisual y cualquier otra manifestación artística nos dan la posibilidad de relacionarnos con nuestras emociones de una forma distinta.


Entrenando emociones ha ido elaborando a fuego lento una metodología en la que usando técnicas y dinámicas de creatividad y expresión podemos mejorar nuestras competencias emocionales. Podéis bajaros este documento en el que presentamos más ampliamente las bases de la metodología. Pero en cualquier caso y como resumen de lo que se trata es de encontrar en la persona la vía de expresión en la que se encuentre más cómodo para que, a través de un proceso creativo, aprenda y entrene nuevas competencias emocionales.


¿De qué forma la creatividad te ha ayudado a manejar mejor tus emociones?

¿Tienes alguna experiencia personal que quieras compartir?



Bibliografía:
Barauna, T. y Motos T. (2009). De Freire a Boal. Ciudad Real. Ñaque.
Csikszentmihalyi, M. (1996). Creatividad. El fluir y la psicología del descubrimiento y la 
invención. Barcelona: Kairós.
LAFERRIÈRE, G. (1997). “La Pedagogía puesta en escena”. Ciudad Real: Ñaque. 
Laferriére G. y Motos T. (2003). “Palabras para la acción”. Ciudad Real. Ñake. 
Motos, T. (1999). “La formación en expresión·”. Revista Ñaque, 7, pp. 8-16. 




jueves, 6 de agosto de 2015

Las emociones de las emociones.

Emociones de las emociones
¿Se puede desesperar la alegría?

¿Puede llevarse mal con la tristeza? 

¿Tienen emociones las emociones?


Tal vez sorprendan estas preguntas pero lo harán tanto después de ver la película "Del revés" que se ha estrenado recientemente. Se trata de una historia protagonizada por 5 emociones (alegría, ira, tristeza, asco y miedo) a través de la cual Pixar y Disney nos sumergen en la aventura de la gestión emocional. Teniendo en cuenta que se trata de pura ficción resulta curioso, hasta gracioso, ver la relación entre Alegría y Tristeza y cómo evoluciona durante la película. Las emociones se hacen personajes y, por ello, los guionistas les dotan de personalidad más allá de las características de cada una de las emociones. En ese sentido Alegría es la líder del grupo que se preocupa y molesta cuando las cosas no salen según su punto de vista, incluso manipula para llevar la voz cantante en la vida de Riley, la niña protagonista de la película. Tristeza, en cambio, hace el papel de tonta que se deja engañar por las piruetas argumentativas de Alegría.

Alegría
Desde que se anunció el lanzamiento de esta película he estado muy atento a los comentarios que sobre ella me han ido llegando. Han sido muchas las personas que han dado su opinión o su análisis sobre la película. Yo mismo, a través del Consorcio de Inteligencia Emocional, he estado organizando un pase especial con forum posterior. Creo sinceramente que es excelente que se haya hecho este trabajo que pone la atención de la ciudadanía sobre el tema que me apasiona. Pero también creo que pecamos de exceso de análisis. Se trata de una película, solo eso. No es un caso que analizar en la consulta. Como mucho una oportunidad para seguir tejiendo alianzas con un nuevo argumento sobre la importancia de trasformar la sociedad incorporando la dimensión emocional en los distintos ámbitos.

En "Del revés" han usado un recurso que ya aparecía en la "Gramática de la fantasía" de Gianni Rodari. Se trata de la personalización que es dotar de forma humana a elementos que no lo son e imaginar cómo se relacionarían entre ellos. Entendamos la diferencia entre ciencia y ficción para poder disfrutar de otra visión de los temas académicos mientras aprovechamos la oportunidad que supone que cuestiones científicas estén de actualidad. Si no lo hacemos me temo que terminaremos psicologizando las historias de ficción, intentando explicar las emociones de las emociones. De mientras se nos escapará otra oportunidad de hacer más visibles los avances de la Psicología.

lunes, 27 de julio de 2015

¿Eres feliz?

Goio Sanz
Imagina que vas a hacer una encuesta…

La pregunta es muy sencilla: ¿eres feliz?

La respuesta abierta, se puede contestar cualquier cosa…

De casi nadie esperaríamos la respuesta: “soy un desgraciado, mi vida es una mierda” (jeje, te acuerdas?) aunque casi todos pensarían que es la que mejor resume la realidad…
La mayoría dirían: “buenoooo, siiii...” o “maomenos…” o “algunas veces”…

Casi nadie diría: “¡SI, mucho, soy muy feliz!”

Si yo fuera el encuestador...ante una hipotética respuesta como esta tendría mucha curiosidad por conocer a la persona...y saber ¿cómo lo hace?


Pues bien, mi sensación, emoción, vivencia esta última semana es esa...SOY FELIZ, aunque en una encuesta seguramente, por pudor, no lo diría tan claro...

¿Que ha pasado? No me ha tocado la lotería, no follo más que antes (bueno, si...el doble, antes nada...y ahora nada de nada... juajuauajauuaujua...) no ha pasado NADA...mi vida sigue siendo la misma "mierda" de antes...parecida rutina...

Fluir en la montaña
Si que ha habido un par de acontecimientos "desencadenantes", pero nada espectacular...las notas de mi hijo y una excursión por el monte...por contra también ha habido acontecimientos, a priori, "extresantes", por ejemplo que mi hija de 13 años se ha ido a Irlanda para todo un mes...por primera vez...

En el aeropuerto antesdeayer...risas, vacile...ni una lagrima ni una cara triste...quizás debería pensar. “joderrrrr, ke mal padre soy!!!” pero no, la aceptación y relativización de los acontecimientos de la vida no sólo es compatible con la verdadera felicidad...SON LA FELICIDAD...

Así que la felicidad que yo siento esta semana (y que sé que no durará para siempre, sino que irá y vendrá alternándose con periodos de tristeza, e igual hasta de angustia) no se fundamenta en unas condiciones de vida y/o acontecimientos a priori “felices” (riquezas, placeres...) sino en el ver la vida fluir en la dirección correcta”

Y esta paranoia...sólo se la puedo contar a quien pueda entenderla...a un emotólogo!!!

Bexos

Goio Sanz
http://ascsestao.blogspot.com.es


NOTA: Goio, además de amigo, es colaborador de "entrenando emociones" desde su creación. Para entender mejor este post.



lunes, 29 de junio de 2015

La alegría de cumplir años

Saboreando los 18 años
Hoy es mi cumpleaños. Siempre he vivido con alegría este día, así como los cumpleaños de la gente que me importa. Se trata de una emoción que fluye en el momento de pensar lo importante que es la vida de esa persona para mi, lo afortunado que me siento de compartirla con él o con ella. Y este pensamiento, que cabe cualquier día del año, se hace mucho más presente el día de cumplir años.

Hay personas a las que no les gusta celebrar fechas especiales. Hay a otras que no les gusta ser centro de atención, o sencillamente no disfrutan de sentir que el reloj de la vida avanza. Sinceramente creo que celebrar es imprescindible, en psicología positiva lo llaman saboreo, y no es otra cosa que reunirse para alegrarse juntos por un motivo concreto. Creo que celebrar tiene que ver también con la capacidad de sentir los momentos bellos de la vida y compartirlos, y con la capacidad de disfrutar de lo bueno que nos pasa.

Mis hijos han aprendido a alegrarse de la alegría de los demás y es costumbre celebrar fiestas o días especiales cuando nos pasan cosas que nos parecen importantes. Cumplir años es una pero tenemos muchas mas como la fiesta del perrito caliente de los viernes a la noche. Creo que están aprendiendo a buscar motivos por los que alegrarse, buscar razones que festejar y siempre, siempre hacerlo con quienes aman. No hace mucho mi hijo mayor cumplió 18 años, importante momento, y sus amigos y su familia nos juntamos por primera vez para hacerle una fiesta sorpresa.

Mis 48 me han encontrado lejos de mi casa, de vacaciones (también hubo una fiesta de despedida...). Tal vez porque no pueda compartir mi fiesta de cumpleaños con todos los que me importan he decidido escribir este post, y así sepan que pueden organizar fiestas por mi allá donde estén (o esperarme para hacerlas cuando regrese...), y que en la que hoy disfrute yo (seguramente con helado en el menú) estaréis presentes.

Feliz cumpledía para todos!!!!

sábado, 23 de mayo de 2015

Crónica desde Kilkis - 4 - Taller de teatro social.

Mezclar es un deporte de riesgo. Mezclando conseguimos platos deliciosos y "cocktail molotov", es decir, podemos obtener resultados excelentes o peligrosos. Mezclar supone enfrentarse a la incertidumbre. De hecho, mezclar sin conocimientos es como una especie de ruleta rusa. Cuando uno conoce los mimbres que quiere entrelazar sigue asumiendo la responsabilidad del riesgo, pero con la ayuda de una intuición basada en la experiencia la aventura merece mucho la pena. No se trata de no jugar a mezclar, del deleite de mezclar por mezclar. De lo que se trata es de jugar a mezclar con una intención clara, con cierto dominio y desde un punto de partida nítido. La necesidad, la búsqueda de riesgo, el deseo de notoriedad son puntos de partida arriesgados.

La verdad es que tenemos la certeza de que mezclar es una de las mejores maneras de innovar, de mejorar, de avanzar tanto desde un punto de vista individual como colectivo.

Una de las más satisfactorias actividades en las que estoy involucrado en este viaje es un "workshop" o taller de teatro social con jóvenes de entre 16 y 23 años de Kilkis sobre emociones. Comparto aventura con Koldo Vío y Joao Pedro Correia del Grupo de Teatro "Piel" de Oporto. El reto es mezclar, agitar y obtener varios resultados. Uno de ellos será una actuación este próximo domingo en el Teatro Municipal. El segundo es el crecimiento personal de los participantes a través de la conexión con diferentes y del trabajo de las emociones. De entre todas las actividades que estamos realizando me ha interesado mucho el trabajo de Joao con ejercicios de conexión a través de la mirada, del movimiento. Para mi ha sido un hallazgo que quiero compartir y sobre el que investigaré en los próximos meses. Joao, trabaja con ejercicios de conexión entre las personas a través de dinámicas que se me antojan una especie de mindfulness con acción.

Una nueva línea que seguir. Mil gracias Joao!!!!!!!



miércoles, 20 de mayo de 2015

Crónica desde Kilkis - 3 - Programa educación emocional en escuelas

Son muchas las cosas que están pasando estos días. 

Entre otras, se me está transformando el oído y una parte del cerebro de tanto hablar inglés y de hacerme a las conversaciones en griego. También comienzo a sentir cierta metamorfosis en mi lengua de tanto forzarla con los nuevos nombres aprendidos y las palabras griegas con las quemanejarme en el día a día. 

Nada grave!!!


Hoy os hablaré del programa de educación emocional que, vinculado con el festival, se está desarrollando esta semana en diez escuelas de Kilkis y con una participación de unos 500 alumnos. Este programa de una hora y media de duración ha sido generado por Koldo Vío y Pablo Cueva de "Entrenando emociones" con Martha Katsaridou, Doctora en Pedagogía por la Universidad Aristóteles de Thessaloniki.

La base es el trabajo sobre el universo de las emociones de R. Bisquerra y otros con el que se ha construido un juego colectivo. El aula se divide en grupos de 4-5 alumnos que deben hacer un recorrido por los distintos planetas de las emociones. En cada uno de ellos deben enfrentarse a algunas pruebas a través de las cuales identificar, expresar o reflexionar sobre las emociones que correspondan. Se trata de un juego colaborativo en el que el premio es aprender y compartir, así como experimentar emociones positivas en grupo.

La recepción ha sido excelente tanto por parte de los niños de infantil como de los de primaria que están participando. Las impresiones son muy favorables también por parte de los profesores. Aunque aun es pronto para hacer una evaluación completa podemos decir que estamos contentos de los resultados. El viernes acabaremos el trabajo y podremos compartir la evaluación y las actividades del programa.









domingo, 17 de mayo de 2015

Crónica Festival de Kilkis 2015 - 2- Aterrizando

Zambullirse tiene que ver con saltar hacia el agua, cambiar de estar rodeado de aire a estar rodeado de agua o del líquido en el que nos sumergimos. Esa sensación tengo, la de haber cambiado de idioma, de cultura, de paisajes, de personas. Y esa sensación se hace acompañar de la de la necesidad de adaptarme, de comunicarme, de conocer los códigos de las personas. El aterrizaje es una suerte de observación, cuando no de sorpresa y/o de exploración.

Lo primero que veo de Grecia, lo que primero me sorprende, es el orgullo como nación que te la encuentras en conversaciones y en las banderas que decoran muchos balcones (como las que visten de rojiblanco Bilbao). Veo también la facilidad con la que sueltan carcajadas en los espectáculos, tanto los niños como algunos adultos. Ayer ya asistí a dos. Un italiano con un trabajo con objetos y bombas de jabón que, automáticamente, me traslada al mundo de la fantasía. El otro, un trabajo intimista con una estética muy lograda con los contrastes de grises, luces y negro se mezclaban con sublime belleza con músicas extrañas y cautivadoras. Es sorprendente cómo en el momento que el lenguaje pierde la utilidad de darte acceso a los detalles de una historia, la música se convierte en el principal lenguaje expresivo. Hubo momentos en que cerré los ojos para poder conectar y disfrutar mucho más.


Por lo demás veo señales que me hacen sonreír. Algunas que me conectan con mi mundo: ¿cómo puede haber un café que se llame "Mikel" en Thessaloniki? Otras sencillamente premonitorias como aterrizar en un aeropuerto tan lejos de casa y que una cara amiga venga a buscarte (y además en furgoneta). Así no puede salir nada mal. 

Crónica del Festival del Kilkis 2015 - 1 - Despegando(me)

Ha dolido. Salir de casa cuando la noche era densa, cuando mis hijos dormían y jugaban en el mundo de sueños, me ha removido. Me he despedido de mi pareja con los ojos húmedos de lágrimas que se han secado al aire. Antes de despegar he tenido que despegarme.

Estos días en Kilkis son una aventura en una vida acostumbrada a viajar mentalmente. Hoy me veo como el aldeano que sale a la gran ciudad. Hay una parte de buscar fortuna, de estar involucrado en algo tan interesante como el Festival de Títeres de Kilkis, hay exploración desde la certeza de que son muchos los horizontes que cruzar para llegar a donde deseo. Solo que hoy voy más rápido, surcando las nubes. Solo que hoy voy más lejos y voy a tener que despegarme del ejercicio diario de acariciar los amores de mi vida.

Miro por la ventana. Queda un rato de espera en el aeropuerto de Amsterdam. Fuera llueve. Voy solo. Me acompaña mi maleta, mis sueños, los deseos de mucha gente y un libro de Bisquerra.

Buen día, viajeros!!!!



jueves, 30 de abril de 2015

Detecta mentiras

Detecta la mentira en la imagen
Nos preocupa detectar las mentiras de los demás. A veces vamos temerosos de ser engañados. Y esta preocupación nos alcanza en todos los ámbitos de la vida, en el trabajo, en la vida familiar, en las relaciones personales y en el amor. Es necesario desconfiar para evitar males, para defender lo propio,  para mantener nuestra dignidad como personas. Por ello solemos estar satisfechos cuando cazamos a un mentiroso, nos sentimos inteligentes, tal vez más que aquel que nos ha intentado embaucar. Hay quien hace de este tic defensivo una especie de deporte intelectual, casi equivalente al ajedrez, a través del cual demostrar que a nuestra capacidad no la engaña nadie.

Tal vez por todo esto, aunque no solo, asistí la semana pasada a una jornada en la que Juanan Anta del Grupo Detecta hablaba de métodos científicos de detección de mentiras. Muy interesante, la verdad. Supongo que desde entonces se ha ido cocinando este post en la trastienda de mi pensamiento.


Nuestras propias mentiras.

Lo primero que me deja perplejo es el interés que despiertan las mentiras ajenas cuando las que más daño hacen son las propias. La mentira es la ocultación de la realidad y el engaño es la intención y la acción de que alguien de por buena una mentira. Pues creo que acostumbramos a no mirar ciertas partes de nuestras vidas (lease mentirnos) y que, si esto no fuera poco, lo aderezamos con el hecho de dar por bueno lo que no lo es (lease engañarnos). No suena muy bien, verdad? Mientras nos esforzamos en que no nos den gato por liebre, resulta que somos nosotros los que nos adulteramos la realidad para sufrir menos. Patético!!!!


Los engañadores profesionales.

Otra de las reflexiones que me gustaría compartir tiene que ver con la distracción en el engaño. Cuantas veces hemos jugado a hacer creer que iba a pasar una cosa para poder hacer justo otra distinta. Me da que algo así pasa a escala planetaria. Hay un interés en promover la desconfianza, el temor, la necesidad de defenderse de enemigos invisibles. Y en esto gastamos todos muchos recursos, mucha energía. ¿¿¿Y si todo fuera una enorme cortina de humo para que no miremos donde debemos??? Y no se trata de solo de construir preocupaciones vanas, sino sencillamente mantenernos ocupados en tareas menores que nos impidan prestar atención a lo realmente trascendente. Hemos pasado tiempo preocupados en cerrar bien las puertas de nuestras casas y, de mientras nos han robado los recursos comunes y espacios importantes de nuestra libertad.


Recomendaciones para no dejarse engañar.

No es mi estilo lanzar mensajes negativos. Por eso permitidme algunas ideas para evitar engaños:

- Rodéate de confianza. Nada más eficaz contra el engaño que la confianza. Construyendo relaciones justas, respetuosas el engaño es mucho,
mucho menos probable.

- No temas sentirte engañado. Si hay personas que quieren hacerlo que lo hagan, incluso puede que lo consigan. Solo puedo sentirme engañado si previamente he confiado, que es una de las emociones que más seguridad personal e interpersonal generan. Es mucho peor no sentirse engañado porque eso esté vinculado con no confiar en nadie.

- Comprende cómo funciona nuestra percepción, así como sus limitaciones y sus reglas. Solo así podrás entender la relatividad de nuestra capacidad de acceder a la realidad.

- Sobre todo descubre tus emociones, tus deseos, tus sueños. No construyas tu vida sobre el engaño de lo que debería ser en vez de lo que realmente te hace feliz.


¿Confias o prefieres que no te engañen?





martes, 7 de abril de 2015

En busca de sentido, dejando atrás la mediocridad.

Disfruté mucho estos días leyendo este manifiesto sobre el triunfo de los mediocres por su claridad y contundencia. Conformarse es renunciar a lo que te gustaría ser por el convencimiento de que no podrás alcanzarlo, aunque también puede ser el efecto del deseo de encajar, de ser normal y no sentirse raro o divergente. En cualquier caso puede haber de fondo un aprendizaje equívoco, una necesidad social o, simplemente, un error de comprensión del mundo que nos rodea en el contexto de la batalla de la insatisfacción.

Mi vida ha estado construida por experiencias imposibles, bueno mejor dicho impensables antes de hacerlas realidad. Tuve la suerte de crecer en un entorno en el que aprendí a esquivar las limitaciones que impiden soñar en grande. Es evidente que siempre hay obstáculos en el camino. A veces, éstos, hacen que tengan que dar la vuelta y buscar otro objetivo, aunque casi siempre hay alguno muy parecido al alcance de tus posibilidades. La primera clave es no obcecarse con una meta en concreto sino con un área en la que ir escalando pequeñas metas.

El grupo eskaut de mi barrio, "Zurbarango Eskautak", fue el principal responsable de esto que os cuento. De entre todas las cosas que podría contar sobre ello bastará hacer una pequeña lista de hazañas: el campamento zíngaro haciendo teatro por los pueblos, la pintada de las focas en un lugar céntrico de la ciudad, las marchas volantes por zonas de montaña en régimen de autosuficiencia...

En busca de sentido
Más tarde, desde un punto de vista más personal, fue el vivir el amor de pareja sin pensar por un instante si estaba o no fuera de mis posibilidades. Esto me llevo a vivir intensamente grandes historias de amor y de desamor, algunas de las cuales eran también impensables antes de que se produjeran. La experiencia de abrir mi primera consulta, este blog, los eventos organizados y los proyectos realizados para las organizaciones en las que he trabajado han seguido alimentando el argumento que os presento.

No me gustaría que los ejemplos que comparto de mi vida confundieran a nadie. La mediocridad no se mide o se deja de medir por la notoriedad, por el éxito personal o profesional, no!!!!! La cuestión es que cada cual busque lo que de sentido a su vida, lo que en cada momento le aporte más en el contexto de sus posibilidades. Para mi un ejemplo son los niños, su deseo de explorar y aprender, su fascinación ante cada uno de los descubrimientos que van haciendo les lleva a ser seres brillantes, coloridos, lo que a mi entender es la antítesis de la mediocridad cuyo mejor representante sería "El hombrecito vestido de gris". Cuando somos adultos la vida se complica y por ello es más difícil mantener el brillo en los ojos. Pero complicado no es imposible, e impensable solo requiere de imaginación y deseo de encontrar caminos por los que seguir avanzando.

Más que de coraje, que también, al final creo que se trata de una cuestión de insistencia, de paciencia, de resiliencia y, seguro, que de mucha ilusión y entusiasmo. Ser mediocre es cómodo, tal vez esté hasta premiado hoy en día, pero no es camino para quien desee encontrar sentido en la vida, para quien desee alcanzar mayores cotas de bienestar, para quien sencillamente busque ser más féliz.

lunes, 16 de marzo de 2015

Contagiando esperanza (con y sin teléfono)

Con el Teléfono de la Esperanza de Bizkaia
El pasado viernes dejé por un rato otras ocupaciones y me acerqué al Centro Cívico de la Bolsa en el Casco Viejo de Bilbao. Había sido un día agitado, denso, intenso. Había comenzado con el esfuerzo por expresarme en inglés, para después afrontar varias reuniones importantes relacionadas con mi función en el CIE, seguido tenía un encuentro a comer con mucha conversación y poca comida y luego otra reunión para avanzar en el diseño de una página web que dará que hablar (poziktiva.com).

Así llegué donde Fátima y los demás miembros del Teléfono de la Esperanza de Bizkaia esperaban impacientes. Había un montón de caras conocidas, entre otras mis alumnos de la Universidad, como Manuel Aresti y Javier Nebot. Mi papel era el de compartir con ellos algunas reflexiones sobre el contagio de emociones positivas. Toda una responsabilidad para quienes un día sí y otro también deben enfrentarse al sufrimiento desde la primera línea de batalla.

Es curioso cómo han sido varias veces las que, desde "entrenando emociones", nos hemos encontrado con asociaciones de personas que se vinculan en torno a la esperanza. Recuerdo muy vivamente a los amigos de "Esperanza bipolar", otros luchadores...

Contagiar esperanza es urgente, pero me temo que más lo es generar condiciones que permitan que la esperanza nazca espontáneamente en el corazón de las personas. Y esto pasa por educación emocional, sí, pero también por bienestar material, social, político...

Si quereis ver la presentación que usé, pinchad aquí.


lunes, 9 de marzo de 2015

Unax y el TDAH

Erase una vez que se era un niño con gafas y pelo revuelto, un niño flacucho, de los que no saben pararse quietos. Nuestro niño era amable y gastaba una cicatriz debajo de la ceja izquierda, fruto de un golpe que casi casi le hace perder un ojo. Este niño llora con cierta facilidad, no le gusta salir de casa, y tiene un cerebro lleno de colores.


El niño de esta historia es feliz, todo lo feliz que se puede ser con ocho años, claro. Vamos una felicidad intensa, redonda, brillante y calentita. Lo que más le gusta es construir e inventar máquinas aunque también le gusta mucho jugar en el ordenador o en la tableta. Aunque no lo dice ya tanto le han gustado mucho los trenes y los barcos, en especial los de vapor y los grandes veleros. A veces es muy gracioso el contraste de verle jugar con la tecnología del siglo XXI a historias de hace un par de siglos o más.

Escucharle hablar de sus cosas requiere de mucha atención por parte de un adulto, así como ciertos conocimientos léxicos para poder contextualizar "palabros" como “minecraft”, “transformer”, “creeper”... Entusiasmado las palabras le fluyen veloces como un vendaval ante el que solo puedes dejarte llevar. El resto de las veces, en las conversaciones cotidianas, parece no encontrar el hilo de las historias o, sencillamente, se aburre y da por terminado el relato antes de que los demás puedan haber entendido lo suficiente como para encontrar sentido o información.

Es mimoso y cariñoso. Besos y abrazos le sobran y los da con generosidad. También necesita que los demás le llenemos el corazón de gestos, caricias y palabras de amor. Muchas veces hay que recordarle las cosas que “debe hacer” porque se le olvidan mientras se entretiene con la mosca que vuela cerca de él. No se da cuenta, sencillamente se entretiene. Por eso tarda mucho en vestirse, en comer o en otras tareas de ese tipo de la vida cotidiana.

Es evidente que quiero a ese niño. Lo quiero todos los días y necesito de él.

Un día hace unos años nos dijeron que lo que le pasaba tenía un nombre: TDAH. Teníamos que tomar una decisión sobre si darle una medicación para ello o no. Todo este tiempo desde ese día evalúo qué puedo hacer para que el niño sea feliz y crezca autónomo y sano. No me preocupan los diagnósticos, no me preocupan las etiquetas. Me preocupa que sea capaz de disfrutar de la vida, que aprenda aquellas cosas que le hacen ser mejor, que siga creciendo así.


Ese niño en cuyos ojos hay una puerta a un mundo impresionantemente bello, se llama Unax. Y yo soy su padre.

Si quieres hacerte una idea mejor de cómo es Unax y el resto de niños con TDAH no te pierdas este vídeo:




Se ha producido un error en este gadget.

Visitantes